La casa mantiene el estílo rústico mediterráeno y está construida sobre 180 m2 acomodados con 4 dormitorios, dos baños y una cocina abierta al salón con chimenea. La terraza contempla las preciosas vistas a sus bancales y al jardín con pérgola. También cuenta con barbacoa, cochera abierta y trastero. Todo ello queda ubicado en una parcela de 5.000 m2. con muro y valla alrededor. La puerta de la entrada a la finca es automática.

La vivienda dispone de calefacción, ventanas de climalit, doble pared con aislamiento y suelo con cámara de aire, bigas de madera en techo.