¡Esta es una casa con mucha historia! Es un chalet de dos plantas, rodeado de un precioso y cuidado jardín, el cual todos sus rincones te inspiran relax y bienestar.

En esta ocasión nos hemos dejado llevar por la armonía de sus espacios y la hemos querido capturar con nuestros objetivos y cámaras su esencia mediterránea y a su vez la mezcla de culturas que derrocha cada una de sus estancias.

La casa tiene un gran porche que rodea un lateral de la casa, el cual te introduce al salón. El salón es amplio y con distintos ambientes, tiene chimenea. Desde él puedes entrar a la cocina y tras ella a un preciso patio vestido de preciosas plantas.
Por el recibidor puedes entrar al salón, un aseo de cortesía y subir a la segunda planta.
La segunda planta es la zona de descanso, tiene un dormitorio con baño en suite y vestidor, con bonitas vistas desde la terraza. Dispone de otro dormitorio con baño en suite, otro sencillo con techos abuhardillados, al igual que el despacho, estos disponen de un baño completo que les da servicio. Estas cuatro habitaciones están distribuidas por un bonito y luminoso vestíbulo, gracias a una claraboya en el techo y a la luz que entra a través de todas sus estancias.
Con las mejores calidades y acabados, con materiales nobles como es el mármol y en todas sus estancias.
Os invito a que la visitéis, es una gran casa que derrocha paz.